El Dominó es un juego de mesa en el que se emplean unas fichas rectangulares. Surgió hace mil años en China a partir de los juegos de dados. Su popularidad en los países latinoamericanos es inmensa, particularmente en el Caribe Hispano (Venezuela, Colombia, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Panamá, México, etc.).

¿Cómo se juega?

Jugadores:

El juego generalmente se juega de a cuatro jugadores en parejas. También puede jugarse en solitario.

Objetivo:

El objetivo del juego es alcanzar una determinada puntuación previamente prefijada, jugando para ello las manos o rondas que sean precisas.

El jugador que gana una ronda suma los puntos de las fichas de sus adversarios y/o pareja. El primer jugador o pareja que alcanza la puntuación fijada al principio de la partida gana.

La única seña valida en el juego del Dominó es la “pensada”. Cuando le toque su turno de jugar, se tiene la opción de pensar durante un tiempo relativamente largo para hacer de conocimiento a su compañero que se tienen varias fichas del mismo número que va a tapar o que va a cuadrar. O por el contrario jugar de inmediato sin pensar, para indicar que no se tienen más fichas de ese número.

También se puede usar para confundir al contrario haciendo creer que se tienen o no, varias opciones de un mismo número cuando en realidad no es así. Esto se llama “pensar en falso” y en algunas modalidades del juego no es permitido.

Beneficios del Dominó en nuestros mayores:

El juego de Dominó es una gran ayuda para que nuestros mayores fortalezcan su memoria, percepción, rapidez y concentración.

Fomenta que presten más atención a la dinámica del juego y que estén atentos a cómo se está desarrollando.

Además de divertido es muy beneficioso, porque mejora el estado de ánimo, potenciando la comunicación y las relaciones sociales, ya que están en contacto con otros jugadores relacionándose, jugando en equipo o individualmente.

Refuerza su atención y concentración, gracias a que hay unas reglas estipuladas para el buen funcionamiento, genera movilidad y agilidad, estimulando la percepción sensorial.

Ofrece entornos para el aprendizaje y optimiza los niveles de bienestar subjetivo.

En todos los Centros Médicos de Clínica Las Mercedes contamos con salones de Dominó y efectuamos campeonatos regularmente.

Fuentes: WikipediaGestión Vitalicio Vivienda.